Vistas a la página totales

viernes, febrero 22, 2008

El Nombre - Lo que vi

EL ALEPH
"Ahora, pues te he hecho ver cosas nuevas
Y ocultas que tú no sabías
No en días pasados ni antes de este día
Las habías oído, para que no digas
=he aquí yo lo sabía=”
Isaías 48:7

Una de las cosas más interesantes del relato es la descripción que hace Borges sobre lo que vio, el no sabe como explicarlo.
¿Cómo explicar a otros el infinito aleph, que mi temerosa memoria apenas abarca?

El problema central es irresoluble: La enumeración siquiera parcial de un conjunto infinito. He visto millones de actos deleitables o atroces; ninguno me asombró como el hecho de que todos ocuparán el mismo punto, sin superposición y sin transparencia. Lo que vieron mis ojos fue simultaneo…
Cada cosa era infinitas cosas, porque yo claramente la veía desde todos los puntos del universo.
Vi el populoso mar,
vi el alva y la tarde,
vi las muchedumbres de America,
vi un laberinto roto
vi un cáncer de pecho,
vi un círculo de tierra seca en una vereda,donde antes hubo un árbol
vi la noche y el día contemporáneo
vi un poniente en Querétaro que parecía reflejar el color de una rosa en Bengala
vi la delicada osadura de una mano
vi las sombras oblicuas de unos helechos en el suelo de un invernáculo
vi tigres, émbolos, bisontes, marejadas y ejércitos
vi todas las hormigas que hay en la tierra
vi la circulación de mi propia sangre
vi el engranaje del amor y la modificación de la muerte,
...

Y es esto ultimo lo que me gusta y me impresiona más, pues el conocer a Dios te da esas dos cosas, uno, conoces el Amor, todo lo enterior queda desechado y reducido a emoción y dos la modificación de la muerte, pues no existe más muerte, la vida es efímera y carece de sentido sin Dios y la verdadera vida es la espiritual a la que accedemos por medio del espiritu que Dios nos da.

"Sentí infinita veneración, infinita lástima."

1 comentario:

pame dijo...

un gusto leer por aqui, ta muy bueno

saludos y bendicion.

Pame