Vistas a la página totales

jueves, febrero 18, 2010

El reino de la Confusión - Libertad

Karl Popper fue uno de los filósofos más influyentes del siglo XX, contribuyó en muchas areas de la ciencia y la filosofía y formó parte de un reconocido grupo de filósofos y pensadores de nuestro tiempo. Uno de los temas más recurrentes en sus escritos es el de la “libertad”, Popper fue un ardiente defensor de la libertad individual de las personas, más o menos enfocado en que nadie puede tener el monopolio de la verdad y la única forma de acercarnos a ella es mediante el intercambio de opiniones. Ser libre para Popper presupone evitar tener lazos de gobierno o ser gobernado en lo más mínimo y agrega que NO se debe caer en la anarquía, o el libertinaje, no se debe tener certeza y el debate siempre debe estar abierto.

Su ultimo trabajo conocido causó cierta conmoción en el mundo, escribió en contra de la televisión, que podríamos catalogarla como la cuna de la libertad y pluralismo que defendió, él pidió un tipo de control para lo que se emite y para los que pueden hacer televisión, una ética controlada por el estado. Esto provocó el rechazo de los dueños de los medios que se ampararon en lo que Popper mismo había planteado y había defendido, la democracia liberal y la libertad individual de las personas a ver lo que querían ver.

Todos sabemos como acaba esta historia, la televisión invadida por el rating y colocando lo que le viene en gana y amparándose en libertades apoyada en una democracia que los sabios del mundo defienden.

La democracia liberal de Popper está asentada sobre un cimiento que tambalea, te vende una falsa libertad que no busca lo absoluto, dejar abiertos los debates y no hay certeza en lo que se plantea. Lo cierto es que no hay certeza en el mundo porque el concepto de verdad sigue siendo volátil, pues nos hemos negado a la UNICA verdad, DIOS.

"y conocerás la verdad, y la verdad te hará libre..." Juan 8:32

lunes, febrero 15, 2010

El Reino de los Cielos - Llegada

"Jesús apareció como el Rey de Reyes. Había una presencia en la habitación que no podía ser de nadie salvo de Jesús... Jesús puso su mano en mí. Era algo físico. Lo sentí. Lo sentí en todo mi cuerpo. Sentí todo mi cuerpo temblar. La Gloria de Dios golpeándome y rescatándome"
"Dije que la respuesta estaba flotando en el viento. Ahora os digo que Jesús está de vuelta, ¡y es Él! Y no hay otro medio de salvación. Jesús está de vuelta para establecer Su Reino..."
Bob Dylan
y que se puede decir, solo AMEN!! (así sea)

domingo, febrero 07, 2010

dioses y monstruos

Hace poco los noticiarios daban cuenta de un hombre que secuestró y mató a una niña, el hombre fue capturado y puesto a disposición de las autoridades y se espera un juicio y una sentencia que no colmará las expectativas de la familia afectada. El tema no es nuevo, cada cierto tiempo aparece una sujeto comete actos de barbarie contra otros sin ninguna muestra de arrepentimiento, la prensa los denomina monstruos, por la deformación de su alma y la corrupción que representan sus actos.

El cine de los 80s y 90s nos ha mostrado que los monstruos eran seres venidos de otros planetas o de experimentos genéticos, eran cazadores con mucho poder o seres que podían incubar sus huevos dentro de nosotros, seres sumamente inteligentes y con tecnología avanzada, pero inmutables a la sangre o al dolor. Toda esa imagen de los monstruos se han pasado ahora a seres humanos que por ambiciones o pasiones desbordadas pueden matar sin ningún grado de culpa o temor, y ser implacables con sus víctimas, sin motivo aparente, ahora los monstruos cinematográficos han pasado a ser caricaturas que pueden causar risa.

El cine no ha tardado en mostrarnos a estos seres, al ser humano deformado y corrompido inmutable a la sangre, el cine evolucionó, ya no se contenta con mostrarnos depredadores, aliens o zombies, ahora es la imagen de un hombre convertido en monstruo.

Como ejemplo podría mencionar a “Sin lugar para los débiles” (Hnos Coen, 2007) donde el hombre ha desplazado a estos con actos similares, incomprensibles, ya no es el dinero ni la venganza, es otro tipo de moral, donde la vida tiene valor cero y prevalece solo un objetivo por encargo que se debe cumplir.

El hombre natural tiene una tendencia a degradarse, si empieza a mentir, pronto y sin que se de cuenta su vida estará rodeada de mentira, si se permite actos degradantes por pequeños que parezcan en el tiempo imperceptiblemente estará atrapado de aquellos en una cautividad peligrosa, caminará al un borde de una línea de muerte de la cual le será difícil regresar. El soporte de la enfermedad llamada "degradación del hombre" que todo hombre posee, se llama Espíritu Santo, es gratis y está disponible para quien quiera pedirlo. El único proveedor es Dios y su hijo Jesucristo es un teléfono inalámbrico de nexo y de llamada gratuita las 24 horas y 7 días a la semana.