Vistas a la página totales

viernes, mayo 29, 2009

Principio y Final

Everything that I’ve done wrong Put You there on that cross Where nails drove in Your hands A crown of thorns deep in Your brow I never knew it until now It was all Your plan.

miércoles, mayo 20, 2009

Sueña

¿vamos a cruzar ese mar?
si, lo haremos ¿nunca hiciste barcos de papel? Pues haz uno y navega, confía No te caerás El que te sustenta es dueño del sueño
. ¸.•´ ¸.•*´¨) ☆.(¨`•.¸`•..•
(.¸.•´ (¸.•` ☆ s u e ñ a ☆`•.¸) `•..•)
CiColor del textoerra los ojos y mira a lo alto lejos de las tinieblas que cubren la tierra* eres luz
eres fuerza no hay miedo en ti
esculpe tu espada y haz un escudo de papel.
...juntos caminamos sobre lo escrito
y es la más hermosa historia.
* Isaías 60

viernes, mayo 15, 2009

El reino de la confusión - Ego

¿Qué es lo que confunde al mundo?, el hecho de juzgar y de juzgarse, el religioso juzga lo que evidentemente es malo, juzga una etiqueta, una moda, un movimiento, una manifestación musical, literaria, social etc. El hombre común quiera o no y quizás con menos énfasis juzga lo mismo que el religioso, aunque es más discreto, tiene una idea de lo que es bueno y lo que es malo, por ejemplo; un concierto Color del textode música rock donde se sabe correrá toneladas de licor, drogas, sexo al paso, un ciudadano común lo juzga malo por los evidentes excesos, porque sabe que no es lo que quisiera para su hijo. Esto último permite al hombre común acomodarse en un punto neutro y ese es el engaño, esa es la gran confusión, tan sutil y delicado como lo mencioné en el anterior post pero muy efectivo, y tiene como cómplice al religioso que juzga y se jura del lado correcto. Me explico, el engaño sutil es creer que existe escala de grises entre lo bueno y lo malo, entre lo justo y lo injusto, pero Cristo dijo todo lo contrario, pues NO, no existe escala de grises entre lo que es justo, bueno y lo torcido y malo.
¿Qué dijo Cristo?
“El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama” Lucas 11:23
Que denota esto, pues que si no estás siguiendo a Dios sigues a Satanás, difícil de asimilarlo, hermano como puede decir eso, no lo digo yo, lo dijo Cristo y yo lo creo. Puede haber muy buena intención y misericordia humana en nuestra vida y en nuestros actos pero simplemente si no le está dando gloria a Dios sino a un hombre es obra de Satanás, eso en el plano de obras que nos encantan hacer a los hombres, en el plano personal es más grave, TODO hombre que no se ha dejado hallar por Dios y que obviamente no tiene comunión con Dios, no está en el limbo ni en un punto intermedio, está siguiendo al otro por más santurron, bien intencionado que parezca. El ángel le mostraba a Zacarías la Maldad, esa es la maldad, un engaño tan sutil que nos hace juzgarnos en comparación con lo evidentemente malo, que nos permite un ego, una mancha casi imperceptible en el corazón como la tuvo Job que finalmente entendió que solo conocía a Dios como se conoce algo lejano. “De oídas te conocía, mas ahora mis ojos te ven” Job 42:5
Lo justo, lo bueno es lo que proviene del espíritu, es todo lo que haces con el espíritu de Dios dentro de ti, fin del asunto.

miércoles, mayo 13, 2009

Te cuidaré

Yo Quiero Cantar
en la orilla de tu mar
quiero vivir, darte el cariño de mi amar en la mañana ahí estaré cuando haga frio y lluvia a la vez Cierra los ojos, yo no me iré en la noche en la mañana cuando brilla el sol no importa el momento ni la estación, tu sentirás mí aroma sentirás mí amor... ...que sepa todo el mundo, cuidaré de ti. Cuidaré de ti - Alex Campos

viernes, mayo 08, 2009

El Reino de la Confusión – La Maldad

“El impío concibió maldad, se preñó de iniquidad y dio a luz engaño” Salmo 7:14
¿Que será la maldad?, Dios la describe en Zacarías como una mujer, dice en el libro de Zacarías 5:5 que la mujer está dentro de un recipiente que será llevado a Sinar (Babilonia) y ahí se le hará casa y será su base, su cimiento.
Siempre cuando hablamos de maldad guiados quizás por el cine o la televisión o en general por alguna antigua idea errada que tenemos sobre el bien y el mal, nos imaginamos lo malo como algo escabroso, algo repungnante, sin forma o como algo putrefacto, de colores poco agradables, oscuro. Es tiempo de sacar esa ridícula idea sobre la maldad, pues el cimiento de Babilonia – la maldad – tiene forma de mujer, es sutil, delicada, con capacidad para seducir.
La maldad es bienintencionada, la maldad solo se ha desviado un grado, la maldad está llena de bondad y humanismo y cree que es suficiente, está preocupada por el mundo, por la igualdad y asume que es suficiente, la maldad te hace creer en un dios bueno(ojo cree) que se asemeja a TU idea de bondad, es un engaño tan sutil que muchos siguen, siguen y son devotos pero no saben que siguen y son devotos, sobre ese cimiento se edifica Babilonia la grande, la que caerá pronto.
"Clamó con voz potente, diciendo: «¡Ha caído, ha caído la gran Babilonia!" Apocalipsis 18:2

lunes, mayo 04, 2009

El comienzo del Fin – El rollo

"De nuevo alcé mis ojos y tuve una visión: Vi un rollo que volaba" Zacarías 5:1
Esta famosa parábola del trigo y la cizaña también se encuentra en el antiguo testamento, Dios le muestra al profeta Zacarías una imagen de un rollo volador que lleva escrito a un lado que todo aquel que hurta será destruido y al otro lado -dice la palabra- que el que jura falsamente tendrá el mismo final del que hurta. Ahora la pregunta es, ¿quién es el que hurta? Serán acaso ese par de muchachos que se ubican en los paraderos ¿a robar celulares?, o quizás hablará Dios de los corruptos que roban en grande en los gobiernos de turno o los delincuentes comunes que asaltan bancos. No, no te equivoques de esa manera, Dios no se ocupa de nimiedades, Dios está hablando del que le roba a El. Considerando que toda la palabra es para su pueblo, para el que lo sigue o pretende seguirle, Dios está hablando simplemente de aquel que se lleva su Gloria, del que usa su nombre pero no le entrega los créditos al único que nos ha vestido de gloria y de poder, del que se queda con algo que debe entregar.
Lo segundo que será destruido -dice la palabra- es todo aquel que jura falsamente; ah, osea todo aquel que pone tres dedos en los labios y dice juropordiosito, ¿ese será destruido?, no, te quedaste en el siglo pasado, no es eso no. Aquí es donde está hablando del que se mueve en la iglesia con hipocresía, del que ofrece un testimonio falso, sigue hablando de la cizaña, de todo lo que parece iglesia pero no lo es y va a ser destruido, se caerá. ¿Quién lo hará? El mismo, el segador.
"Yo la he enviado(al rollo), dice el Señor, para que entre en la casa del ladrón y en la casa del que jura falsamente en mi nombre; permanecerá en medio de su casa y la consumirá junto con sus maderas y sus piedras." Zacarías 5:4

El comienzo del Fin - Cizaña

"Y denunciarán los cielos su justicia; Porque Dios es el juez" Salmo 50:6
Una de las parábolas más conocidas de los evangelios es la del trigo y la cizaña (Mateo 13:24) en ella se denota como trigo a la Iglesia* y cizaña a lo que no es iglesia, pero no nos equivoquemos, no habla del no creyente, inconverso o ateo como cizaña, se puede entender fácilmente en la parábola que la cizaña está junto al trigo y parece trigo, la cizaña cree, lo más probable y en mucho porcentaje va a una congregación, hace como que alaba a Dios, canta, levanta las manos, se quebranta, habla en lenguas etc etc.
Dice el texto de Mateo que los padres de familia le dicen al dueño de la era si deben retirar la cizaña de entre el trigo y la respuesta es NO, por que en su tiempo YO mismo lo haré responde el dueño(Cristo); en suma les dice que no les corresponde a ellos(a nosotros) juzgar eso por que se pueden equivocar, son tan parecidos que nos podemos confundir, déjenlo que lo que no es de mi cosecha yo mismo en su tiempo lo derribaré, dice el Señor.
Sabemos que el fin de la Iglesia de Cristo es en victoria, es cuando resplancerá el trigo, para que que esa victoria se dé el trigo debe resplandecer y antes la cizaña se debe caer, TODO lo que no es Iglesia se caerá, eso está sucediendo, no te impacientes o te pongas triste si el hermanito ese que parecía firme se fue y se olvidó de las cosas de Dios, no necesariamente es el enemigo el que hace esto, sino es el segador que ya empezó a limpiar su era de la cizaña.
*Entiendase como Iglesia a la suma de personas que han aceptado a Cristo y pusieron por obra su palabra.