Vistas a la página totales

martes, marzo 24, 2009

El Maldito

“Muerte, yo seré tu muerte” Oseas 13:14
¿Qué es ser maldito? La definición dice que es una persona de mala intención, de dañadas costumbres, es un condenado, ruin, miserable, castigado por la justicia Divina; el llevar una maldición encima implica una limitación, una enfermedad, una necesidad física o espiritual. Maldito es exactamente lo contrario a ser bendito y ser bendito es ser acertado, oportuno, feliz, tener salud, paz, prosperidad integral en cuerpo alma y Espíritu. Ahora bien, si leíste la definición y pensaste en alguien que encaja con alguna de las características de bendición o maldición, pues no creo que te hayas imaginado lo que te voy a decir: El que mejor representó la maldición tuvo que ser y de hecho que fue… Cristo, y no es por que se me ocurra, Jesucristo hizo un intercambio con nosotros y dice textualmente la palabra que él se hizo maldición.
“Cristo nos redimió de la maldición de la Ley, haciéndose maldición por nosotros” Gálatas 3:13
Cristo sufrió una muerte espantosa en la Cruz, muerte reservada solamente para el peor de los delincuentes, pero el estilo de Dios es sacar de lo peor lo mejor y de este evento, con ese carnaval de torturas, sangre y muerte, perpetrado por nosotros, los incredulos, los judios, los sabios, los "conocedores" de la palabra, los teologos, Dios venció a la muerte. Hace no mucho pasaron en los cines la película LA PASIÓN y trajo polemica por el hecho que podría generar cierto rechazo hacia el pueblo judío, pero eso es absurdo, Cristo tuvo que ser colgado en un madero, tuvo que morir, para eso nació… para redimir al género humano.
“Por que maldito por Dios es el colgado en un madero” Deuteronomio 21:23
Si digo; el que fue colgado en un madero la asociación inmediata es Cristo y dice la palabra que es maldito el colgado en un madero, Cristo fue maldito, se hizo maldición para que tú seas bendito, para que tu vida sea de bendición, de esa manera se manifiesta la justicia de Dios, la que no merecemos y sin embargo podemos tomar. Sé que suena duro y que estamos acostumbrados al Cristo de las estampitas, al crucificado o al de rostro apacible, pues ninguno de los dos es Cristo, no interesan los intermedios interesa el final y el libro que revela a Cristo en su verdadera dimensión es Apocalipsis, el León de Judá, el vencedor, el que tiene ojos como de llama ardiente, pies como de bronce bruñido y su rostro brilla más que el sol, ese es el que venció a la muerte, Jesucristo.

sábado, marzo 21, 2009

Único

"You've coverd me, delivered me Lord I have set my love on You i dwell within Your secret place under shadows mighty God"
Hillsong

martes, marzo 10, 2009

El comienzo del Fin – Vástago de Babel

"El fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios y velad en oración." 1Pedro 4:7

El fin, cuantas veces el misticismo ha hecho estragos en nosotros y hemos creído a algunas voces (religiosas o no) que nos han hablado del fin, el fin de todo lo que existe, el fin de la humanidad y todo lo que le rodea, fuego del cielo y demás cosas, déjame decirte que ese fin NO existe o al menos no hay NADA escrito sobre el. Pero viene un fin, el final del que habla la Palabra es el fin del sistema establecido por el hombre, la caída de Babilonia la grande está cerca por que como dice Cristo, el Reino de los Cielos se ha acercado y todo principio del mundo se cae.
La Calma
“Hemos recorrido toda la tierra, y hemos visto que toda la tierra está tranquila y en calma.” Zac 1:11
Dios había mandado a sus siervos a recorrer toda la tierra y ellos regresan contristados, heridos en el alma y esto es paradójico por que es difícil de ver que la calma significaba sumisión, el pueblo sometido al sistema, acostumbrado, el pueblo no ha reparado que es esclavo, nació en esclavitud y vive su vida esclavo. Los enviados han clamado a Dios pidiendo piedad hacía su pueblo y le dicen Señor, hasta cuando no tendrás misericordia, hasta cuando no sanarás tu tierra, Dios responde;
“Me vuelvo a Jerusalén con misericordia, en ella será edificada mí Casa” Zac. 1:16
Está demás decir que Jerusalén es tipología del pueblo de Dios, tipología del corazón dispuesto, demás está decir que esta profecía se cumplió y sigue, que la cimentación de esa Casa se llama Cristo y que TU eres una piedra única, perfecta, pulida y tallada que conforma sus muros. Y así sea.

lunes, marzo 02, 2009

El comienzo del fin – El Jardín...

... de los senderos que se bifurcan.
¿Qué es una profecía de Dios? Es algo que se cumplirá, es algo que NO está condicionado, sucederá. Si alguien que entendió la profecía pretende oponerse con todo ahínco a lo que sucederá, quizás logre demorar el cumplimiento de tal evento, pero no logrará que no se cumpla sino por el contrario todo lo que haga será usado para su cumplimiento exacto. Hay una conjetura que podría explicar mejor esto que no es mía, la contó Dante Gebel en una de sus enseñanzas titulada “El mejor amigo de Jesús”, la primera conjetura dice que – aunque suene raro – Judas Iscariote era el mejor amigo de Jesús, ¿en que se basa? en un solo acto de Judas, dice la Biblia textualmente que él era el que mojaba su pan en el plato de Jesús, quien puede tener la suficiente confianza de mojar su pan en tu plato ¿si no es un muy buen amigo tuyo?.
La segunda conjetura; Judas al igual que todo judío incluso en la actualidad esperaba un enviado con características totalmente diferentes a las de Jesús, esperaba un revolucionario que haga frente a la opresión de Roma con poder físico, esperaba un guerrero. Judas esperó pacientemente que este Jesús que se autodenominaba el enviado, el mesías, muestre ese tipo de poder contra la nación Romana y solo vio a un hombre compasivo que sanaba enfermos, daba de comer a los pobres y que podía levantar muertos, Judas pensó en que un hombre con el poder de sanar y levantar muertos solo necesitaba ser puesto en una situación, golpeado o humillado para mostrar su verdadero poder y quizo forzar esa situación vendiéndolo.
Tercera conjetura, que alguien al que tu entiendes que le caes mal o en el mejor de los casos tiene escasa cercanía a ti, te traicione, te entregue debería pasar por algo que resultaba evidente, pero es diferente cuando el que te entrega es tu mejor amigo, cuando te traiciona alguien en el que has depositado toda tu confianza debe ser uno de los golpes más difíciles para el alma. Dice la palabra que Jesús vino para llevarse TODAS nuestras iniquidades, si, pero también dice que por El somos curados, física y emocionalmente (alma), Jesús tuvo que haber tenido esta traición -la peor, la del amigo- para que todo hombre que traiga herida de traición pueda ser curado por su espíritu y así sucede, Cristo cura toda herida del alma, por lo que me atrevería a decir que esto deja de ser conjetura.