Vistas a la página totales

lunes, diciembre 17, 2007

Utopía de un hombre que está ca(n)sado

“..Están pintadas con colores que tus antiguos ojos no pueden ver...” J. L. Borges
Casado al fin, indagué a mi amada ¿Qué es estar casado?, ella me respondió – es cumplir el mandato divino de dejar a los padres y ser una sola carne, hombre y mujer serán uno solo, léelo está en Génesis. Asentí y dije: Eso involucra tener hijos pero… ¿vale la pena traer hijos a un mundo que se cae a pedazos?, respondió ella – El mundo no se cae a pedazos, el mundo está en una de sus ultimas fases cíclicas y se está renovando o transformando, llegará el tiempo en que los hijos mirarán con extrañeza a los padres por su pasividad e indiferencia ante todo lo que nos aqueja y de lo cual solo renegamos, ellos tomarán acción, derribarán la costumbre y la monotonía y para eso innegablemente se debe traer hijos. Intrigado inquirí - ¿Por que derribar la costumbre?, respondió ella – La costumbre nos hace creer que es importante ver noticias todos los días, tomar los hecho colectivamente, como una novela comentarla en el almuerzo, discutirlas y reemplazarlas por nuevas al día siguiente, llenando nuestras vidas de trivialidad. La costumbre nos hace aceptar con certeza el comentario ajeno por que está impreso y firmado por alguien cuyo nombre fue exaltado por si mismo. La costumbre hace que te inclines a un producto por que el dueño del mismo te dijo que era bueno, que vayas todos los fines de semana al mismo boulevard y tengas que escoger entre tres marcas de cerveza. Por costumbre entregas tu cuerpo, lo más intimo de tu ser a alguien que quizás en poco tiempo no veas más y aquí no hago distinción de géneros. Dejas que las reglas te las ponga la sociedad, la moda, la corriente, eso se debe derribar y eso sucederá. Respondí – Bueno, bueno, todo eso está bien, pero que te hace pensar que el hijo nuestro será parte de los que logren derribar la costumbre, oí decir que aquel que está fuera del sistema se convierte en un paria, en una escoria del sistema. Respondió ella – ¿Que no sabes distinguir los tiempos? Cuando vienen nubes cargadas significa que lloverá, estos son tiempos de cambio, nada puede detenerlo –Y me citó la frase del epígrafe–, abróchate y acomódate Sonreí ante su respuesta y agregué – Ya, pero antes te daré un beso en la frente.
_____
jaja me he divertido escribiendo esto

lunes, diciembre 03, 2007

Rut

“Porque a donde quiera que tú vayas, Iré yo, Y donde quiera que vivas, viviré Tu pueblo será mi pueblo Y tu Dios, mi Dios.” Rut 1:16 


Entre la cebada se puede ver su rostro 
El sudor brilla en su frente 
El viento testigo acaricia su mejilla 
Largos dedos se tocan la frente 
Recoge los mechones que cayeron al rostro 
Y vuelve a su trabajo presurosa 
No se ha detenido desde la mañana 
Encontró la tierra del pan 
Pero cumple la labor dada a los hombres “comerás con el sudor de tu frente” 
Porque no hay hombre delante de ella 
 Dios extendió su manto de paz aquí 
Una mujer desconocida derramó su perfume valioso 
Rut derramó obediencia, derramó fidelidad 
Y le fue contado por justicia 
 En ese mismo instante 
Sonrió la creación 
Por que terminó su búsqueda 
Y fue agregada al linaje 
En la determinación, como un sueño 
Rut vio el rostro desfigurado de Cristo 
Y se mordió el labio inferior 
Se mezcló su angustia y su felicidad 
Quiso descifrar el misterio de la sensación 
No pudo. 
Los hechos están fuera del tiempo 
Y seguirán sucediendo sin fin 
Judas seguirá entregando a Jesús 
Y Pedro lo niega cada día 
Rut recoge su cabello y Dios sonrie. ----------------------------------------------------


Rut- Booz > Obed > Isai > David >>>>> José > Jesus