Vistas a la página totales

domingo, noviembre 29, 2009

Los Muertos

“Entonces yo también declararé que tu diestra puede salvarte.Job 40:14

Hace una semana en Washington EEUU, se ha dado muerte al denominado Asesino del Tarot, una inyección letal fue suficiente para acabar con su vida, diez personas muertas en 23 días de terror. El asesino no tuvo motivo aparente para matar a estas personas, eran personas que hacían sus labores cotidianas, esperando el autobús, haciendo compras o limpiando su césped cuando recibieron una bala que les dio muerte, no hizo excepción en géneros ni edades.

Lo curioso de este caso es una serie de mensajes que enviaba el asesino a la policía, cada vez que atacaba a sus víctimas, este detalle le daba cierto aire hollywoodense a las investigaciones, recordando películas como Seven o el Silencio de los Inocentes. Los mensajes recepcionados por la policía y hechos públicos son los siguientes; “Querido policía: soy Dios” y “los niños no están seguros en ninguna parte y en ningún momento”. El primer mensaje denota que el asesino se sentía con el poder de decidir entre la vida y la muerte de las personas, el segundo mensaje habla sobre algo global indicando que mientras él esté acechando en las calles, NADIE está seguro.

Ahora bien, el asesino fue capturado, fue sentenciado y muerto hace pocos días, ahora pueden respirar tranquilos los ciudadanos de Washington, la paz volvió, la calma… digo, ¿es correcta esa sentencia?, ¿pueden estar tranquilos los ciudadanos?, ¿acabó el peligro? Habría que revisar algunas estadísticas de los motivos de muerte diaria de las personas en esta ciudad, ¿habrán subido las estadísticas en los 23 días del asesino? Yo pienso que no, nos engañamos si pensamos que hay más seguridad luego del acto de "justicia" contra el asesino, simplemente NO sabemos si viviremos mañana, no sabemos si regresaremos o no a casa hoy, las muertes siguen siendo circunstanciales, imprevisibles, se siguen dando de diversas formas y sin aviso, salvo ancianidad o algún tipo de cáncer, así que no se entiende por qué seguimos postergando lo necesario por lo urgente.

¿Y qué es lo necesario?, muchos siguen diciendo que es hacer lo que no has hecho, decirle a esa persona que la amas, decirte a tus cercanos cuanto los necesitas y que des ese paso que no te atreves a dar... bonito, poético, pero no tendría sentido sin lo más importante que es simplemente hallar Vida en Espíritu que prevalece y te da la seguridad y esperanza de dejar esta corta vida sin remordimientos ni tristezas profundas, lo que llamamos FE, después de esto que venga todo lo demás.

"para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte... y librar a todos los que por el temor a la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre" Hebreos 2:14

domingo, noviembre 22, 2009

La Guerra de los Mundos – El Muro

“y conocerás la Verdad, y la Verdad te hará libre.” Juan 8:32

A propósito del aniversario numero veinte de la caída del muro de Berlin, han aparecido gran cantidad de artículos sobre el tema en medios escritos, en internet, en blogs y en todo medio que se precie de ser de lectura masiva.

El común denominador en los escritos pasa por celebrar la caída de un muro, que era símbolo de la opresión de un sistema socialista, su caída significaba libertad para los de la parte oeste (La Republica Democrática Alemana) y su integración al mundo “libre”. Entonces vale decir que el muro dividía al mundo en dos, en los libres que se regocijaban en un capitalismo que empezaba a tomar forma y los oprimidos por la imposición de un sistema socialista que te dicta lo que lees, lo que piensas, lo que opinas, incluso hacia dónde vas, sumisión, castración, conformismo toda una disciplina a un régimen impuesto a la fuerza.

Ahora preguntémonos algo, ¿vale celebrar tanto? Piénsalo dos veces, ¿realmente hay libertad en el mundo regido por la democracia y el capitalismo?, porque no hay que pensar demasiado para darse cuenta que es más esclavo y oprimido aquel que no se ha dado cuenta de sus cadenas o que se ha acostumbrado a la sutil prisión de pensar como otros quieren que pienses y a estar sumidos a un sistema que vende paz, armonía y libertad y que sustenta su idea de libertad en la diversidad de grupos que va formando, los inconformes con el sistema y creen que otro lo puede reemplazar, los indiferentes a todo, los inclinados a todo tipo de arte, los que defienden causas “justas”(políticas, ecológicas, educacionales, ambientales, sexuales etc), los que quieren imponer una religión, etc etc.

Dicho todo esto, al mundo “libre” de hoy le digo que se encuentra dentro del muro espiritual de la peor opresión que pueda existir, la que no consigues percibir, la que te dicta lo que harás y te hace pensar que la idea fue tuya. Entonces aplica para los de adentro de este muro, sumisión, castración, conformismo, imposición de lectura y pensamiento y un régimen impuesto a la fuerza, lo que defendían, la libertad que reclamaban para otros.

Ahora bien, un muro espiritual separa dos mundos… Dios no hace diferencias entre comunismos, socialismos o democracias capitalistas, TODOS son prisioneros de un solo sistema que colapsará que no sabrá a donde ir; el otro mundo es el Reino de los Cielos que fue instaurado hace aproximadamente dos mil años por Cristo, no es religión ni congregaciones, ni meditaciones trascendentales, es la verdadera libertad y una autoridad sobre el mundo natural, tú que buscas a Dios ¿lo crees?.

Porque a vosotros os es dado saber los misterios del REINO DE LOS CIELOS; mas a ellos no les es dado. Mateo 13:11

martes, noviembre 17, 2009

El Reino de la Confusión - Prosperidad

Vargas Llosa acérrimo defensor de la democracia en todo el mundo, ha opinado este fin de semana para el diario El País, el título de su comentario es El Hombre Justo y entre otras cosas dijo lo siguiente:

“La democracia trajo la paz social, la convivencia entre personas que pensaban distinto y rezaban a dioses diferentes, disminuyó la violencia en las relaciones humanas e hizo posible que surgieran instituciones como los derechos humanos, la legalidad y la libertad. Pero la democracia no trae prosperidad y sin ella las bases que la sostienen son muy débiles.” *

Al decir esto el escritor reconoce que algo le falta a esa democracia, que no ha logrado superar las divisiones, el hambre, y otras necesidades invisibles, esto la debilita, Vargas Llosa reconoce la vulnerabilidad de la democracia y no acota nada más, simplemente es débil porque le falta ese ingrediente que solo se puede tratar de manera personal, la prosperidad.

La prosperidad no es lo que a primeras podríamos pensar como algo monetario, es algo integral que involucra el todo del hombre, solo en el plano monetario no involucra necesariamente tener mucho, sino tener lo necesario y eso puede ser mil o diez mil, en lo emocional debería ser un equilibrio, un control de las emociones que implica reaccionar a medida en cada situación y – lo más importante- permanecer firme ante cualquier situación. El orden; involucra varios aspectos pero vamos a convenir que el más palpable es el tiempo, estoy a tiempo en todo, el trabajo, la familia, los amigos etc. Tener claras las cosas, luz para tu vida, lo que quiere decir propósito, sabes a donde vas, sabes para qué estás trabajando.

Se entiende que la democracia no ha sido diseñada para traer la prosperidad, sino como una plataforma sobre la cual podrá alcanzarse, lugar donde la “libertad” permita a todos alcanzarla pero en eso ha fallado nos dice uno de sus defensores y no da pié a nada más, las bases que la sostienen son débiles y seguirán así hasta su colapso.

Ahora bien, ¿para qué decir todo esto?. Pues no hablaría sino supiera donde termina la otra punta del ovillo que he desatado.

Pues un solo hombre justo ha pisado la tierra y cosa curiosa, nos dijo cual es esa plataforma, esa roca sobre la cual podrás edificar la prosperidad.

“A cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las pone en práctica, lo compararé a un hombre prudente que edificó su casa sobre la roca. Descendió la lluvia, vinieron ríos, soplaron vientos y golpearon contra aquella casa; pero no cayó, porque estaba cimentada sobre la roca.” Mateo 7:24

Esa plataforma es Cristo mismo, la Palabra, el Verbo, el que está parado sobre ella está en prosperidad y nada podrá conmoverlo. Aclaro que NO hablo de religiones o congregaciones, hablo de Cristo.

* El País - El Hombre Justo - Vargas Llosa