Vistas a la página totales

jueves, noviembre 20, 2008

El Monte Destructor - Ciencia

Babilonia ha abrumado con feroz esplendor la imaginación de los hombres” JL Borges
¿Qué es Babilonia? Babilonia es la suma de principios y plataformas sobre las cuales nos movemos en este mundo, economicos , sociales, culturales y religiosos... son falibles, varían con el tiempo.
El hombre buscador de Dios por esencia, desde su interior ha clamado por respuestas y no buscó a su creador, sino que se ha desviado en la búsqueda mirando todo lo que le rodea, la ubicación de los astros en el cielo, indagando en las constelaciones, se ha llenado de misticismo con lo descubierto, ha creado patrones de conducta en relación a los astros, ha envanecido al mundo dando a entender que hay un control externo dictado por posiciones. Ha creado relaciones con las distancias, medidas, características volumétricas de los planetas y la tierra, asumiendo que son invariables, introduciendo las “constantes” a las matemáticas, en los cálculos, ha pretendido crear una ciencia exacta… usando variables. Babilonia se ha envanecido en una carrera por llegar más lejos, conquistar más territorios, ya cree merecer otro lugar, traspasar la luna. Babilonia ha creado enfermedades en laboratorio y su misericordia ha sido mostrarnos (vendernos) el remedio. Babilonia sigue buscando en lo paranormal, en la hechicería, en el misticismo barato, en meditaciones trascendentales, ha creído encontrar sustitutos minúsculos que puedan darle una esperanza, una motivación, tiene en vitrina mucho, para todos los gustos. Babilonia no se cansa, crea modas y las destruye, exalta a quien quiere exaltar y destruye a quien desea, crea sistemas para llegar a todos, vende estilos de vida, comodidad, da “felicidad”, “esperanza”, te dice lo que es “amor” y lo que es “misericordia” ha pegado una etiqueta en nuestra frente cuyo título gime: “libertad” y todos gritaron “soy libre”. Babilonia ha llenado de principios la tierra, ha abrumado la carne con todo el humanismo, ha macerado cada costumbre y principios de convivencia y premia a los que mejor lo representan. Pero ha llegado su día, se quiebra el pensamiento, la idea, sus principios y sus plataformas son destruidas. ¿Cuándo? Ya está pasando.
“Vaso de oro fue Babilonia, que embriaga toda la tierra: de su vino bebieron las gentes; aturdiéronse por tanto las naciones.” Jeremías 51

martes, noviembre 18, 2008

El Monte Destructor - Intro

“ciertamente YO estoy contra ti, monte destructor que destruiste toda la tierra…” Jeremías 51:25
Babilonia, la gran ciudad, la más esplendida del mundo antiguo, considerada una de las siete maravillas del mundo, sus jardines colgantes, el arte; sus esculturas e imágenes talladas por hábiles artistas, la invención de la escritura, la literatura, la construcción; ciudad de grandes palacios y reyes (Nabudoconosor I, Atarjerjes, Nabudoconosos II, Darío el Grande, Ciro el Grande, etc.). Las ciencias; centro de aprendizaje y avance científico, sus sabios crearon los fundamentos de la astronomía y las matemáticas, completaron mapas de constelaciones profundizando en la astronomía, dividiendo el año en doce meses y la semana en 7 días, la medicina y la creación de remedios, la creación de la moneda como medio de intercambio, TODO lo que mueve el mundo ahora.
Babilonia; cuna de modelos, de culturas, de principios humanos y sociales la vanagloria por la exaltación de las ciencias, las artes y las letras. Babilonia, símbolo de TODA la arrogancia humana.
“He aquí yo estoy contra ti, oh soberbio, dice el Señor, porque tu día ha venido” Jeremías 50:31

domingo, noviembre 09, 2008

Los Huesos

"..y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Me hizo pasar junto y alrededor de ellos, y he aquí que eran muchísimos sobre la superficie del valle. Y he aquí que estaban muy secos." Ezequiel 37
Donde crecía espinas ha plantado rosas, (ahora) sobre la tierra estéril canta la abeja. Y así, el sendero de muerte fue plantando de árboles y un manantial, un río brotó en cada sepulcro; y sobre los huesos blanqueados brotó la roja arcilla. ... Ha empezado un nuevo cielo. William Blake