Vistas a la página totales

viernes, febrero 29, 2008

Día

Día de exaltación Día de reedificación me diste En tu mano caminé Como siervo junto a arroyos de agua El final del sueño fue agradable Nubes habían tapado tu gloria Mas ahora golpeo mi muslo Y el fruto de mis días te entrego Mi alma cansada encontró regocijo Mi alma entristecida se sacia Por que te agradó mostrarme Una porción de tu gloria Que sobrepasa mí entendimiento Y atraviesa ese velo de carne Que ciega a los hombres Tú das el sol para luz del día, Diste las leyes de la luna y las estrellas Para luz de la noche, Agitas el mar y por ti braman las olas; Principio y final eres Señor, En tu palabra descansaré... para siempre

No hay comentarios.: