Vistas a la página totales

jueves, diciembre 09, 2010

El Circo del Diablo - I


¿De donde sacamos la idea de Satanás? Creo que de un solo lugar, la Biblia. Si la hemos sacado de ahí, porque tenemos esas ideas tan facilonas y alejadas de la verdad de lo que es este ente espiritual, porque nos seguimos imaginando a Satanás como ese ser con cuernos y rojito o ese macho cabrío, porque tenemos la absurda y religiosa idea de que tiene los dientes podridos y un rostro horrible, porque lo relacionamos a muertes físicas o desgracias o macabros jueguitos de fantasmas o posesiones.
Satanás nivel 1
El Satanás primario es el que engaña al mundo entero, ese que menciona Apocalipsis, el que tiene los sentidos adormecidos de las personas con sus “negocios”, un negocio es un intercambio, es el intercambio que quiso hacer Satanás con Jesús al ofrecerle “los reinos del mundo” (Mateo 4) a cambio de adoración, el Satanás primario es el que ofrece entretenimiento al común de las personas, distracciones que lo alejen de su verdadera naturaleza, todas esas distracciones son simples, trabajos, estudios, carreras, ambiciones, etc etc, todo por lo que peleas diariamente, lo común es que convergen en una vorágine de terror, de soledad, de mentes esclavizadas, de búsquedas sin rumbo, depresiones y muerte. Esa tarea parece resultarle bastante fácil.  
Ese es el Satanás primario, el que siempre negocia pero no dice lo que te toca entregar, la Biblia lo describe en Isaías como el que hace muchas contrataciones, dice en Juan que es mentiroso, que no hay verdad en él, pero también dice Zacarías que esa mentira es sutil, que te engalana como una hermosa mujer, te aturde. Entonces es claro que Satanás ha venido a destruir, pero no de la manera que la han pintado, sino de manera paciente, gradual, como una gotita de arsénico en las comidas, así es su trabajo.
¿Quién o quienes hacen tratos con Satanás? NO, no son los brujos o los chamanes, ni siquiera los que andan de negro y escuchan música metal y llevan esa parafernalia gótica panfletera y posera, nada que ver, puede incluirlo y de hecho que ahí se mueven espíritus, pero es más simple. Cristo dice – y digo “dice” porque está VIVO – que el que no está con él (Cristo) está contra él, y el que con él no recoge, desparrama, esto simplemente quiere decir que si no has tendido relaciones con Cristo para servirle, pues estás sirviendo sin siquiera saberlo al ente llamado Satanás, y todo lo que Cristo no te ha dado, te lo está dando el otro, has negociado, tienes un contrato con el perdedor y vas a pagar por eso. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien que te puedo decir,has ofendido a mi pobre Luc,quiza tengas algo de razon....pero no toda la razon,igual interesante los temas.....¡pero ten piedad por favor!

Jose dijo...

No había leído este comentario ja. Es el Satanás de la Biblia y creo que no hay otro.

slds