Vistas a la página totales

sábado, enero 03, 2009

El Monte Destructor – Moral

“¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios” Cristo - Marcos 10:17
Como es costumbre, en la sección de espectáculo de las principales publicaciones, en blogs especializados y demás se harán (ya se hicieron) recuentos de lo que fue el cine a lo largo del año lo mejor y lo peor. Aunque no he visto mucho cine en este año quiero resaltar por encima de todas las que vi, a Batman el Caballero de la Noche. La última entrega del superhéroe me parece perfecta para graficar uno de los mayores inconvenientes para que las personas comunes y corrientes como yo, se acerquen a Dios o reconozcan su necesidad de cambio. En Batman DN el tema principal es la moral que nos gobierna, me explico: El peor engaño es el que más se acerca a la verdad, y la mayor lucha que tendrá el cuerpo, la iglesia es contra esa mentira, la que te dice que eres bueno, no necesitas más, la que te susurra al oído diciéndote que si existe un Dios debe estar contento con que seas bueno(Claro, no has matado a nadie ni eres un drogadicto, eres un hombre de bien). El engaño hace que nos juzguemos con una moral promedio, aceptable para Dios. Cristo al hablarnos sobre las bienaventuranzas, la mencionó primero; “bienaventurados los pobres de espíritu” esto quiere decir que la persona que puede reconocer que le falta el conocimiento espiritual es bendita, y esto es una constante incluso para los que tengan el más elevado conocimiento espiritual, dado que deben saber que siempre necesitarán más (de Dios).
En Batman la historia se centra en el nombre de Harvey Dent, el fiscal incorruptible que ha dañado seriamente a la mafia al encarcelar a sus principales líderes, sin usar más artimañas que la Ley del distrito, este detalle ha hecho que Batman considere que no es necesaria su presencia como superhéroe, dado que existe una persona que dentro de la ley ha obtenido buenos resultados y se ha mantenido firme y no se ha corrompido, Batman quiere creer que así es, desaparecer al héroe y creer que los hombres no necesitan de un vigilante que esté fuera de la ley para hacer justicia. Para romper esta idea aparece en escena el Guason, el se cataloga como la contraparte de Batman, no es un delincuente común, no le interesa el dinero, solo le interesa el caos. Guason demostrará que el hombre símbolo de la ciudad, el referente de integridad también se quiebra y encontrará su punto débil. Batman entiende que esto es así, que el hombre más integro se puede quebrar y se dedica tan solo a tapar esa apariencia, a darle una esperanza, una figura humana de dignidad a la ciudad. Casi al final se da este dialogo entre Batman y el Guason.
Batman: Esta ciudad acaba de mostrarte que está llena de gente dispuesta a creer en el bien Guason: Hasta que su espíritu se quiebre completamente, hasta que vean bien al verdadero Harvey Dent … Guason: Mi AS bajo la manga es Harvey, tomé al caballero Blanco de la ciudad y lo rebajé a nuestro nivel, no fue difícil, la locura como tu sabes es como la gravedad, solo necesitas un empujoncito jajaja Entonces, la gran lucha es contra el ego natural de las personas, contra la mentira de Babilonia que te dice que es suficiente con ser buen hijo, buen hermano, buen padre, buen ciudadano, buen trabajador, en suma, el engaño sutil es el trono del ego, el famoso seis-seis-seis, la autosuficiencia. Pues bien, retira esa mentira de tu mente, quiebra ese principio, por que es la única manera de llegar al Creador, la ùnica manera de tener vida.
"En su frente tenía un nombre escrito, un misterio: Babilonia la grande" Apoc 17:5

No hay comentarios.: