Vistas a la página totales

lunes, junio 09, 2008

El Tiempo, la hora - Ven

“Él(Cristo) le dijo: Ven…” Mateo 14:29
Jorge Luis Borges, - si, sé que soy recurrente - decía en uno de sus ensayos que cualquier movimiento es ya un viaje espacial o viaje en el tiempo*, si nos basamos en la observación de Einstein pues es correcto, cada vez que nos movemos de un lugar a otro disturbamos infinitos planos del universo y hacemos un viaje(un movimiento) y eso no tiene nada de extraordinario por que todos estamos sujetos a las mismas leyes, gravedad, resistencia del entorno, y otros factores físicos, es fácil moverse o poner en funcionamiento la ecuación simple del movimiento estático e=vxt donde juegan las variables espacio, velocidad y tiempo. Viajar en el tiempo de la manera fantástica-lease adelantarse o retroceder en el tiemnpo- es romper alguno de los tres factores, llevarlo al límite, hacerlo NO medible, con todos los factores físicos rodeándonos no podemos viajar en el tiempo, disturbamos planos en cada instante, en cada movimiento de tu dedo al teclado, del mouse, pero eso lo hacen todos… para hacerlo de manera sobrenatural necesitamos que alguien más disturbe los infinitos planos y nosotros solo pasaremos a través de ellos, porque el efecto lo causó alguien más que va delante de nosotros. Cuando Cristo le pidió Pedro que venga, él solo obedeció y pudo caminar dentro de otra dimensión, si la Biblia fuera un libro científico describiría el evento como que Pedro ignoró la componente “Y” de la gravedad, la resistencia del aire, la fricción en sus pies, lo cierto es que como alguien ya lo dijo, Pedro caminó sobre la palabra de Dios, caminó sobre el “Ven”, lo cual quiere decir que con su palabra Cristo le abrió la dimensión, lo sacó de la prisión del tiempo y lo hizo caminar en lo sobrenatural que es el donde Dios habita. Que Borges haya dicho alguna vez que el tiempo no existe, que es una falacia que se lo inventaron los hombres, me parece algo espiritual de alguien que vivió fuera del tiempo o al menos pudo observar desde afuera, quizás es una manera elegante de decir que esta vida es como un sueño y que en el porvenir no habrá memoria de ella y lo que quedará es solo lo espiritual, y eso es correcto. Entonces, un hombre hace dos mil años atravesó una puerta que te lleva a lo sobrenatural de Dios el va delante de nosotros tomando al tiempo en sus manos y desde ahí no se cansa de voltear atrás y decir “Ven”.

* Gracias Ana, que me hablas de estas cosas que dejo inconclusas

1 comentario:

Anónimo dijo...

Borges tuvo su vanidad hoy la tengo yo y todos los que estamos aun respirando sobre la tierra; que diría Borges si le antes de reflexionar sobre el espacio y tiempo, hubiese leído lo que han descubierto los científicos actuales: que hay un planeta 10 veces mas grande que Júpiter y que pesa aproximadamente lo que pesa un corcho. el hombre y su vanidad no llegaran lejos porque ni siquiera saben donde esta Lejos. Hoy debemos ir hacia donde esta LA VERDA, EL CAMINO Y LA VIDA. De alguna manera todos llegaran a conocerlo, pero pocos lo seguirán y eso aun yo mismo no lo se.