Vistas a la página totales

lunes, mayo 12, 2008

El Muerto

Killing Emmett Young
Nacer es comenzar a morir” Teófilo Gautier
Destruirá a la muerte para siempre,
Y enjugará Dios el Señor las lágrimas
De todos los rostros”
Isaias 25:8
El joven Emmett detective de la policía tiene dolencias en el cuerpo y va a hacerse un análisis médico, el diagnostico es terrible, desalentador, él no ha llegado aun a los 30 años pero va a morir de una enfermedad terminal. Esta revelación hace que cambie su vida radicalmente, no puede dormir en las noches, y descuida su trabajo y su persona, reflexionando él considera que ya está muerto y toma una determinación, contrata a un asesino para que en el lapso de lo que le queda de vida lo mate, no importa la forma solo debe ser rápido, el no quiere saber el momento, le deja esa instrucción al asesino y no quiere saber nada de el para así no arrepentirse, el paga para ser asesinado. Emmett cree que de esa manera le ganará a la enfermedad y morirá “dignamente”. Esta decisión lo ha llevado a manejar otra vez su vida de manera casi normal, esperando el momento de su muerte.

No sé si ya lo notaron, pero todos padecemos lo de Emmett, tenemos una enfermedad terminal llamada muerte, todos caminamos hacia ella y lo mas terrible, tenemos al mismo asesino contratado que en cualquier instante nos puede dar fin y tememos ese día por que nadie compró su vida.

Bien, entonces si todos tenemos esa enfermedad, la vida no tendría sentido, si nacemos para morir a un año o a los cien, es lo mismo por que nada asegura que hayamos dejado una permanencia en esta tierra o un hijo que completará alguna obra nuestra.

Eso se llama soledad, la soledad que padece todo el que muere en la carne, la primera muerte. Emmett descubre que fue un error su enfermedad(un poco predecible) y trata de buscar al hombre que contrató, no lo halla sino hasta el final en que reunidos en el mismo cafe donde pidió ser muerto, este le dice que no cederá a cancelar el pedido, y de todos modos procederá a asesinarlo en algún instante.


El muerto camina despreocupado creyendo que puede aun burlar el momento de su muerte.

No hay comentarios.: