Vistas a la página totales

viernes, octubre 05, 2012

Sal del Sistema de Babilonia - La Creatividad


Le preguntaban a Steve Jobs en una entrevista, si hacía los clásicos estudios de mercado para los productos de Apple, él responde inmediatamente que no, que no lo hace porque la gente no sabe qué es lo que necesita hasta que Apple se lo presenta, y eso es correcto en la mayoría de productos de Apple, que simplemente “rompieron” el mercado por su innovación, una combinación de creatividad, excelencia en diseño y publicidad hicieron de la mayoría de productos de Apple un emblema, una ruta por la cual caminar para su competencia, productos finos, de calidad, obras de arte diría yo.

Es ahí cuando uno entiende la filosofía de este hombre, que rebuscó dentro de si para llegar a hacer productos casi mágicos, que se adelantaban al futuro. Eso es lo que yo entiendo por estar fuera del sistema del mundo, para crear, para innovar, para ser diferente, no en vano su slogan es PIENSA DIFERENTE, no me dejo guiar por las tendencias de este mundo, por la moda, por lo que la gente está consumiendo ahora, sino que marco la ruta, el camino y creo inmediatamente una nueva tendencia. Porque ¿qué es hacer un estudio de mercado?  Es hacer una investigación del consumidor, qué es lo que compra, por qué lo compra, cuanto está dispuesto a pagar y qué necesita etc. El que está fuera de este sistema se adelanta, puede ver más allá de lo que mueve al sistema, esa es la verdadera creatividad, la que viene de arriba, es divina. Difícilmente vas a encontrar una caja de los productos de Apple en la basura, porque están cuidadosamente presentados que dan ganas de quedárselos, ha sido presentado cuidando hasta el último detalle.

Esa es la creatividad que Dios demanda de nosotros, tener excelencia pensando hasta en el último detalle, innovar como dice la escritura como “un cantico nuevo”, jamás escuchado, jamás visto. Si entendemos esto y lo aplicamos para TODO, creo que empezaríamos a ser Iglesia verdaderamente, la Iglesia dice Apocalipsis 5 toca un cantico nuevo, delicado, creativo. Basta ya de religiosidad y de productos comunes, aunque Jobs no conoció a Dios, aplicó lo que es vivir fuera del sistema del mundo y eso le dio las armas para crear en libertad. 

No hay comentarios.: