Vistas a la página totales

domingo, octubre 21, 2012

En busca de la Prosperidad perdida


El los últimos años la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (SUNAT) se ha mostrado eficaz en su tarea, mostrando records de recaudación para el estado, de la misma manera en las regiones mineras se ha concretado por motivo de Canon minero, sumas que no se alcanzaban con las aportaciones del estado(FONCOMUN) a los municipios provinciales y distritales, podríamos decir que el dinero está ahí, listo para invertir en las necesidades urgentes de las regiones.

El detalle es que tanto el estado, como los municipios provinciales y distritales no cuentan con capacidad de gasto por lo que al cumplirse los plazos se ven obligados devolver el dinero al gobierno central, usándose en las provincias un promedio del 25% del dinero proveniente del Canon perdiéndose el otro 75 %.
Entonces hay algo que falla, está el dinero, está ahí la provisión, pero no hay proyectos listos para ejecutarse, no hay capacidad en los gobiernos locales para proyectar ni para ejecutar, entonces el dinero solo pasa por las narices de los municipios al igual que en la SUNAT, en vano se han esmerado en la recaudación optimizando sus métodos cuando lo recaudado no cumple el rol que debería en beneficio de los ciudadanos de Lima y del Perú, perdiéndose en un aparato burocrático.

La prosperidad que vive la nación peruana nos sirve para entender uno de los principios más importantes del reino de Dios, y es que funciona de la misma manera que he descrito, ¿cómo así? Pues TODOS los que han conocido a Dios tienen sueños de prosperidad monetaria, pero muy pocos han canalizado proyectos viables que edifiquen la nación de Dios que es el reino de los cielos, hay muy pocos avocados a la obra del reino que es ilimitada en recursos. Entonces podemos decir que, los recursos están ahí y son abundantes, esperando a esos valientes que están escuchando el corazón de Dios. Dios es el dueño del oro y la plata, Dios no sabe a quién entregarle porque hay poca innovación y aún seguimos con formulas antiguas.

"A los que usan bien lo que se les da, se les dará aún más y tendrán en abundancia" Mateo 25:29

No hay comentarios.: