Vistas a la página totales

sábado, agosto 08, 2009

La Guerra de los Mundos – La Bestia

Ustedes han resistido siempre al Espíritu Santo” Hechos 7:51

En el comentario anterior mencioné lo simbólico de Evangelión, de cómo el hombre había emprendido la lucha contra los Ángeles que venían a destruir (principios de) la tierra. Basándose en su propia justicia, en su propia idea sobre el bien y el mal el hombre pelea contra lo espiritual de Dios.

La institución NERV que es el eje central de defensa de toda la tierra contra los Angeles tiene el siguiente eslogan:

“God's in his heaven. All right with the world"

Lo cual se puede traducir algo así como “Dios está en su cielo. Todo en la tierra está bien” se puede parafrasear de la siguiente manera; Mientras Dios se quede en su cielo, nosotros estaremos bien, no te metas con nosotros Señor, ocúpate de tus cosas. Ese es básicamente el discurso del mundo que basa su vida en su propia prudencia y no se ha preocupado por conocer a su creador, del cual es esencia espiritual y no puede alcanzar a entender su naturaleza. El hombre no se ha vuelto a la fuente, se ha llenado de vanidad, vanalidad y suele perecer sin entender y convencido de que hace bien.

Ahora, no se mal entienda esto, nadie en su sano juicio dice textualmente esto, sucede que el común de las personas cree en Dios y cree estar en paz con El, cree incluso conocerlo, pero con actos sutiles dice una y mil veces ese eslogan de NERV y hace una guerra, resiste al Espíritu Santo de Dios, a los Ángeles. El hombre común suele confundir el “creer” con la “fe” y eso le genera una de las confusiones más grandes, el creer es simplemente tomar o dejar afirmaciones o suma de palabras, la FE es UN DON DE DIOS, y Dios nos dice mediante su palabra que solo se obtiene de dos maneras, uno; Dios te lo da, y la otra GRAN FORMA, mediante CRISTO.

“Yo Soy El Camino La Verdad Y La Vida.” Juan 14:6

2 comentarios:

Roguemos al Señor dijo...

Creo que el gran problema de la humanidad es precisamente el haber desterrado a Dios. Es que sin Dios la vida no tiene sentido. Eso es algo que lo saben las personas más simples, las más sencillas, pues como dice el Señor, a Dios Padre le pareció bueno que así fuera. Los niños y los hombres sencillos encuentran a Dios espontáneamente en el fondo de su corazón. Viven con Él y eso se trasluce en cada uno de sus actos.
El problema está en la soberbia que invade el corazón del hombre cuando por algún motivo, ya sea por su sabiduría o por su riqueza, cree que puede prescindir de Dios, se aleja de él y empieza a caminar en la oscuridad. Se aleja de la razón de su existencia, pretendiendo que puede sin Dios y termina por perderse. Esta es una experiencia diaria; algo que experimentamos aquí y allí, a cada instante. Los noticieros están plagados de los resultados de esta desgracia: asesinatos, narco tráfico, terrorismo, suicidios, corrupción, pornografía, prostitución, etc.
Pero por suerte, la bondad, la inocencia y la pureza, que no ocupan primeras planas, son mucho más abundantes. De allí la frase que dice, donde abundó el pecado sobre abundó la gracia (Cf Rm 5,20).

El problema está en que somos ciegos o no queremos ver. Pero Dios, para bendición nuestra, está en todas partes. Confiemos en Él.

Roguemos al Señor

Jose dijo...

Amen por eso amigo, Gracias por el comentario.

Dios te Bendiga