Vistas a la página totales

viernes, febrero 09, 2007

Una Rosa

y Milton 


De las generaciones de las rosas 
que en el fondo del tiempo se han perdido 
quiero que una se salve del olvido, 
una sin marca o signo entre las cosas que fueron. 
El destino me depara este don de nombrar por vez primera esa flor silenciosa, 
la postrera rosa que Milton acercó a su cara, 
sin verla. 
Oh tú bermeja o amarilla 
o blanca rosa de un jardín borrado, 
deja mágicamente tu pasado inmemorial
y en este verso brilla, 
oro, sangre o marfil 
o tenebrosa como en sus manos, 
invisible rosa.
Jorge Luis Borges

No hay comentarios.: